La dilución de la identidad política en la actualidad

Conservadores y Liberales. Derecha e izquierda. Es fácil, ¿No?

 

Pues ya no, actualmente, el escenario político ecuatoriano está muy cambiado y totalmente distorsionado, tenemos un sinnúmero de partidos y movimientos con bonitos nombres progresistas diseñados para crear una imagen de esperanza para el electorado como “CREO”, “SUMA”, “AVANZA”, “ALIANZA PAIS” pero que, sin embargo, no expresan ni comunican nada al público sobre la ideología en la que están basados, con qué línea de pensamiento comulgan. Es más, si uno se da el tiempo de buscar en los estatutos y planes de gobierno propuestos por estas organizaciones, por ponerlo de manera un poco pintoresca y satírica, proponen un futuro de progreso, unión y comunión entre los ciudadanos, con planes de inclusión basados en la paz y la amistad entre compatriotas, donde se encontrará el nirvana y la piedra filosofal para la dicha y progreso de la nación. Es decir no se identifican con nada.

 

Tenemos un escenario político amalgamado y que todos son todo y al mismo tiempo son nadie, una característica que favorece “el baile” y “el cintureo” de ciertos (muchos) actores políticos que pasan de un partido a otro sin que el público pueda juzgar y en caso de creerlo conveniente castigar a este tipo de personajes. Esto se vió acrecentado en el gobierno anterior, que se tildaba de izquierda y con tintes sociales, pero que contaba entre sus filas varios ejemplos de la derecha de antaño, ex representantes de partidos claramente opuestos a estas corrientes políticas como el Partido Social Cristiano o el Partido Roldosista Ecuatoriano.

 

Actualmente, la política local ha perdido las identificaciones y los que la representan no buscan un partido que se identifique con su ideología (de hecho, si se les pregunta posiblemente no sepan definir la misma), sino un movimiento que los pueda llevar al poder, ya sea en un puesto de elección popular o una designación basados en el enraizamiento de las estructuras afincadas en el poder o la búsqueda de una nueva fuerza que los pueda llevar al mismo.

 

En la actualidad, el electorado no sabe qué representa cada partido ni qué representa cada político. El pueblo ya no sabe que elige, ni por qué vota, más allá de propuestas pintadas con todos los colores bonitos del arcoiris que no indican cómo, ni de qué manera se las va a conseguir.

 

Hay que entender que gran parte de la gente no posee conocimientos profundos sobre la política, y basa su voto en corazonadas o gustos específicos, pero la clase política ha decidido explotar esto dando cada vez menos pistas a la población de que y como quieren hacer las cosas.

 

Rebobinando al inicio de este texto, antes se lo ponían “fácil” al pueblo para que escoja: El Partido Conservador o el Partido Liberal. Luego apareció el Partido Socialista. Todo simple y bien explicado desde el nombre. Adelantandonos un poco en el tiempo, llegamos a movimientos como “Izquierda Democrática”, “Partido Social Cristiano” o “Frente Radical Alfarista”, que con su bautizo gritan al cielo que es lo que defienden. Y luego, con la caída del sistema político anterior a manos de Rafael Correa (hay que decir que estaba en tan mal estado, que casi cualquiera lo habría podido derrumbar), llegamos a la época actual en donde nadie dice nad y entre menos se sepa es mejor.

 

Nadie sabe nada y nadie defiende nada. En una época en que definirse es lo peor que puedes hacer, me parece que quieren siempre aplicar lo de “la ignorancia es una bendición”, por lo que creo que debemos ser más críticos en quienes somos, en quienes creemos y ver si es que esas personas en realidad defienden nuestro pensamiento e ideología para evitar que nuestra ignorancia sea la bendición de los que se aprovechan de ella.

Anuncios

Un comentario sobre “La dilución de la identidad política en la actualidad

  1. Yo creo que en los primeros inicios de la República y hasta los primeros Velasquismos había una clara definición ideológica de los que era el conservadurismo y el liberalismo. Los comunistas nunca despegaron y no dejaron de ser un grupo de burgueses contradictorios.
    El momento que regresamos a la democracia creo que se empieza a perder el verdadero sentir ideológico de los políticos y todos apuntan a un solo fin cobijarse de cualquier ideología que les permita entrar a robar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s