La identidad ecuatoriana

Cada cultura, cada país, cada ciudad, cada grupo de personas tiene su identidad. Hay identidades muy bien definidas y que demuestran exactamente los valores y las costumbres de las personas y hay identidades muy diluidas que demuestran la falta de arraigo de la sociedad en el fuero interno del ser. Así como hay personalidades fuertes y débiles, dominantes y sumisas, también hay los mismos tipos de identidad. Y no con esto pretendemos decir que un tipo sea mejor que otro.

En nuestro país la identidad no es lo más fuerte que tengamos, tenemos grupos de personas muy diversos, que varían en costumbres, tradiciones, gustos culinarios y musicales, con maneras de vida totalmente opuestas unas a otras, que muchas veces desconfían uno del otro y difícilmente se identifiquen como un solo grupo homogéneo. Lo que se podría llegar a decir que la única característica que realmente define a los ecuatorianos es diversidad, una palabra que estirando al máximo su significado podría ser un antónimo de identidad.

Muchos países ven basada su identidad en una lucha común, donde todos tiran para un solo lado y alcanzan una victoria, que se ve enaltecida por las gestas heroicas de ciudadanos que marcaron el camino a seguir para que la gente se alce frente a un poder que los oprimía, pero en nuestro país no fue así, empezando por que previo a las gestas independentistas, no existíamos como un grupo independiente, sino anexo a los Virreinatos de Nueva Granada o de Lima. A esto se le suma que, nuestros “Héroes” son o extranjeros (Bolívar como ideario y Sucre y Flores como ejecutantes) o seres elevados a héroes por ciertos historiadores sin que hayan sido personajes realmente remarcables en la sociedad (Abdón Calderón o Manuela Sáenz). Esta falta de héroes propios, se acrecienta al momento de denigrar o enviar al olvido a muchos personajes que, pese a sus faltas, fueron trascendentales para la historia de nuestra patria, como Gabriel Garcia Moreno o en menor medida Eloy Alfaro.

La identidad ecuatoriana, como hemos venido exponiendo, es una amalgama inestable de una variedad muy diversa de grupos y creencias, que se mantiene en pie por el tiempo que hemos llevado juntos y el arraigamiento a nuestra tierra, y hay que aprender a aceptarla como es. No hay que intentar buscar significados ulteriores para cosas simples, no somos tan unidos como nos gustaría y las cosas que nos unen son mucho más volátiles de lo ideal, pero al final del día, nos sentimos uno solo, y esa identidad basada en la falta de la misma y la diversidad debemos desarrollarla día a día. Muchas cosas que nos identifican están basadas en mentiras y unas tantas otras que no nos identifican deberíamos regresar a ver más.

Posiblemente en una guerra o enfrentamiento, no seamos el pueblo más unido, ni sepamos bien por que luchamos, pero debemos entender que esa falta de identidad es lo que nos identifica, así suene absurdo. Y esa falta de cosas en común y, en ciertos casos, discusiones para ver quien tiene la razón es lo que nos mantiene unidos y por tanto debemos defenderla. Más que nada, debemos aceptarla y aprender a crecer junto con ella.

Anuncios

3 comentarios sobre “La identidad ecuatoriana

  1. Yo creo que algo se debe a que siempre nos han querido ocultar nuestra verdadera historia, de donde venimos, nuestro ancestros por ejemplo fueron inventados por el cura Juan de Velasco bajo el nombre de los bravos Shyris y todos lo dimos por válido.
    Fuimos un pueblo inca ?
    Nos independizamos efectivamente del yugo español o lo que queríamos era jurar lealtad a la corona francesa que dominaba España.
    Nos hicimos parte de la Gran Colombia a la fuerza o debimos permencer siempre en Perú?
    Habrá alguien que alguna vez investigue y nos cuente la verdad ?

    1. Es complicado intentar llegar más allá de lo que se sabe, como es de conocimiento común, los Incas no tenían registros escritos de su historia, y las versiones “alternativas” a la de Juan de Velasco posiblemente se hayan perdido a través de los años. Y el siguiente problema surge a la hora de descubrir algo, esto difícilmente cambiará la historia que consumimos y se imparte en las aulas, y por eso Abdón Calderón sigue siendo el héroe niño y no un soldado muerto con disentería en una clínica pese a que esto este comprobado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s